Curioso lo que pasó en la previa al arranque entre Fortaleza e Inter, por una nueva fecha del Brasileirao.

Es que el comienzo del encuentro jugado en el estadio Castelao tuvo que demorarse por una insólita invasión de abejas en el campo de juego.

Como consecuencia, tuvieron que fumigar el campo de juego para darle inicio al partido de fútbol.