Un hombre efectuó disparos sobre fieles mientras transcurría su rezo. Ocurrió en Christchurch, al sur del país oceánico.

Un tiroteo se cobró la vida de varias personas que se encontraban rezando en una mezquita de Christchurch, Nueva Zelanda. Un testigo informa que un hombre entró al edificio con un rifle automático y disparó cientos de tiros a los asistentes.

El tirador entró en la mezquita 10 minutos después de que comenzaran las oraciones y soltó “docenas, si no cientos de disparos”, dijo el testigo Ahmad al-Mahmoud a New Zealand Outing Stuff. Describió al hombre como de piel blanca, rubio, corto y con casco y chaleco antibalas.

Alrededor de 20 oficiales despejaron edificios cercanos, mientras que las escuelas de Christchurch han sido cerradas. Otro testigo dijo que vio a “un hombre con esposas siendo conducido por la policía”.

Varios testigos, citados por los medios de comunicación, informaron que varias personas murieron, aunque la policía no lo ha confirmado. El testigo Muhammad Alsouzan dice que “hasta 15” fueron fusilados dentro de la mezquita.

Informes oficiales de la policía local indican que hay una persona detenida, quien sería el atacante. Asimismo, indicaron que encontraron una bomba en su vehículo.

Asimismo, el reporte no confirma aun la cantidad de víctimas e indica que están atentos a cualquier otro atentado que pueda ocurrir en el área.

Al respecto, la Primera Ministra de dicho país, Jacinda Ardern, señaló que “es uno de los días más oscuros" de su país. Asimismo, Ardern apoyo a los inmigrantes. “Ellos vinieron a este país y Nueva Zelanda es su casa, quien cometió este acto no tiene lugar en este país". “No es lo que somos", indicó.

De acuerdo a fuentes del lugar, el asesino sería Brenton Tarrant, un fanático antimusulmanes que publicaba su diatriba de odio en las redes.

Noticia en desarrollo.