Ya se definió que será obligatorio. Resta determinar el monto final de acuerdo a las horas trabajadas y el modo de pago.

Las empleadas trabajadoras de Casas Particulares, finalmente lograron revertir la exclusión que habían sufrido en el decreto que obligaba a pagar un bono de 5.000 pesos y ellas también serán beneficiadas con la medida.

Ayer de confirmó la noticia luego de largas negociaciones en el Ministerio de Trabajo de la Nación que finalmente accedió a que las empleadas del sector cobren la “asignación no remunerativa para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado” que había sido dispuesta por el gobierno mediante un decreto en el mes de septiembre.

Pese a la confirmación todavía resta definir el monto y la modalidad de pago algo que será definido por la cartera laboral en las próximas horas.

De acuerdo a las estimaciones del propio gremio que nuclea a las trabajadoras, el monto del bono oscilaría entre los 2.500 y 3.000 pesos en función a las horas de trabajo semanal de cada empleada y sería abonado hasta en dos cuotas.

“Es casi un hecho que el monto será de 3.000 o 2.500 pesos por trabajadora y muy probablemente se pague en dos cuotas en los meses de octubre y diciembre dejando una ventana en noviembre que es cuando ingresa el último tramo del aumento paritario del 10%”, aseguró Alcira Burgos a cba24n.com.ar

La dirigente del Sindicato del Personal de casa de Familia (SinPeCaF), se mostró conforme con la negociación que permitió acceder al bono compensatorio del que habían sido excluidos en septiembre y aseguró que la promesa del ministerio de trabajo es resolver los detalles del pago durante el día de hoy.

La medida alcanzará a unas 500 mil empleadas que sumarán el bono de 3.000 pesos al acuerdo de incremento salarial al que arribaron en junio con una suba del 30% en tres cuotas no acumulativas, la última de ellas se debe abonar en noviembre. Por otra parte, las trabajadoras tiene acordada una nueva revisión salarial en marzo de 2020.-

Mirá las Noticias Destacadas