Lo dijo el titular del Centro Industriales Panaderos de Córdoba, en marco de la marcada recesión que afecta también al sector.

El núcleo de empresas dedicadas a la panificación, reunidas en el Centro Industriales Panaderos y Afines de Córdoba no le esquiva a la crisis económica que atraviesa el país.

No fueron pocas las veces que, al marcar precios de referencia, se adujo limitar ganancias propias en pos de evitar aumentos.

La recesión, las siderales subas en el marco del costo de las tarifas de servicios y la presión impositiva también los ubican en una posición frágil.

En tal sentido, Rinaldo Rusconi, presidente del Centro, sentenció: “Tuvimos reuniones con el sindicato de trabajadores, que también están preocupados por la situación”.

En ese marco, adujo que el gremio “está dispuesto” a “generar una flexibilidad laboral”, que apunte, en el contexto “a la generación de empleo”.

En las últimas horas, fijaron en $ 90 el costo del kilo de pan francés.

Mirá las Noticias Destacadas