Representantes de ambas administraciones se reunieron para establecer un servicio de emergencia pero no dieron certezas.

La reunión entre la Provincia y la Municiaplidad, para establecer un sistema de emergencia durante el paro de transporte urbano este jueves y viernes, no dejó certezas sobre lo que pueden esperar los usuarios en las paradas.

El ministro de Trabajo, Omar Sereno, señaló que las autoridades del Palacio 6 de Julio tiene el “poder de policía" para regular el sistema.

“Los intendentes de turno pueden incautar temporariamente los coches, crear un registro especial de choferes habilitados para manejar los vehículos en período de contingencia o poner en funcionamiento de manera paliativa el servicio de taxis que es público con un diagrama de emergencia", dijo el funcionario.

En cambio el subsecretario de Transporte Esteban Rossi negó que sea el municipio quien deba garantizar la prestación del 30% del servicio.

El funcionario municipal entregó este miércoles las intimaciones que se les envió a las empresas para que funcionen las líneas troncales bajo apercibimiento de posibles multas.

Sin embargo no transmitió que, tanto el jueves como el viernes, vaya a cumplirse con el esquema de emergencia.

Mirá las Noticias Destacadas

Categorias: CBA 24n POLÍTICA