El hijo de la fiscal Paula Martínez Castro, acusado de abuso sexual y con otras causas en su contra, quedó libre pasado el mediodía.

El juzgado de Garantías 2 de Lomas de Zamora dispuso la excarcelación de Rodrigo Eguillor, quien quedó detenido por dos días tras haber sido acusado de abuso sexual y privación ilegal de la libertad.

La jueza Silvia Paradiso ordenó la “inmediata libertad" de Eguillor tras considerar que los delitos endilgados al joven son excarcelables en el ámbito de la provincia de Buenos Aires y que no hubo “reportes por mala conducta" en su contra.

Además, le impuso una caución juratoria, es decir, la obligación de fijar domicilio, informar ausencias y presentarse en Tribunales cuando la jueza lo llame, bajo pena de prisión si se incumplen los términos.

“Les pido que terminen con el hostigamiento. Pido perdón por los videos, estoy arrepentido. Fue un video de un chico que estaba bajo estrés", declaró tras su liberación.

La fiscal Paula Martínez Castro es madre de Rodrigo Eguillor, quien está acusado de cometer abuso sexual contra una mujer de 22 años y de privarla ilegalmente de la libertad, en un departamento ubicado en el barrio porteño de San Telmo.

El joven quedó detenido, durante las últimas horas del miércoles, en una celda en solitario del Pabellón I de la Alcaidía Roberto Pettinato, en Lisandro Olmos, partido de La Plata. En este pabellón se aloja a las personas que cumplen condena por abuso.

La fiscal de Esteban Echeverría, Verónica Pérez, había ordenado la detención de Eguillor por hostigamiento a través de las redes sociales a otra joven, y por amenazas a las fuerzas de seguridad que lo detuvieron el martes en el aeropuerto de Ezeiza, desde donde pretendía viajar a España para, según sus dichos, presenciar la superfinal de la copa Libertadores de América, que se jugará el próximo domingo.

La causa por la que el joven estuvo preso es distinta a la relacionada con el video que revolucionó las redes sociales, donde se puede ver a una joven gritando, forcejeando con Eguillor e intentando tirarse por el balcón del departamento de San Telmo, en un intento por escapar del aparente abusador.