La falta de acuerdos en la Cámara Baja hizo que se posponga hasta el 18 de diciembre.

La Cámara de Diputados postergó el tratamiento del proyecto “antibarras" que envió el presidente Mauricio Macri después de los incidentes que eyectaron la final de la Copa Libertadores a Madrid.

La norma despertó rechazos, incluso dentro del propio oficialismo, y sufrió modificaciones, en el plenario de comisiones de Legislación Penal y de Deportes, para alinear las penas con el Código Penal.

Pese al rechazo que despertó, dentro de las propias filas de Cambiemos, el oficialismo logró el acompañamiento del Frente Renovador, Argentina Federal y el Frente para la Victoria.

Agustín Rossi, titular de la bancada kirchnerista, había dicho que apoyarían el proyecto en general pero pedirían que se prohíba la participación de funcionarios en comisiones directivas de entidades deportivas.

Sin embargo las criticas sobre el articulado de la iniciativa, que impulsó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, truncó la posibilidad de tratarlo en el recinto este jueves.

La iniciativa traslada el control del derecho de admisión de los clubes al Estado y establece penalidades por reventa de entradas, cuidado de vehículos sin autorización, portación de arma de fuego o por introducir objetos cortantes, instrumentos contundentes, artefactos químicos, de pirotecnia, inflamables, asfixiantes o tóxico.