Se trata de un terreno de Villa María de Río Seco. Denuncian la criminalización y, en pleno invierno, piden ayuda estatal.

Desde hace casi medio año, un total de de doce familias ocupan un terreno de unas dos hectáreas ubicado en Villa Alicia, Villa de María de Río Seco.

En las últimas horas, el Movimiento Campesino de Córdoba inició un proceso de visibilización, ante la imputación que sufrieron los ocupantes en los tribunales de Deán Funes.

Concretamente, cuestionan que “la respuesta hasta el momento del Estado provincial y municipal es solo la criminalización del ejercicio de un derecho”.

En tanto, las temperaturas bajo cero en la provincia demandan respuestas.

Se denunció que “los vientos volaron los ranchos de nylon”, y que los implicados, en su desesperación, se encuentran en la ciudad capital ampliando su reclamo.

Mirá las Noticias Destacadas