La parcialidad albiazul llenó una cabecera en el estadio a la espera del partido con Sao Paulo por Copa Libertadores.

Los hinchas de Talleres colmaron Brasil, a la espera por el partido de revancha ante Sao Paulo por la Fase 2 de Copa Libertadores.

El entusiasmo que dio el 2-0 a favor del equipo de Juan Pablo Vojvoda, en el estadio Mario Alberto Kempes, hizo que un gran número de la parcialidad albiazul llenara las calles de San Pablo.

Pese al fervor, en el estadio Morumbí sólo ingresaron tres mil fanáticos.

Los hinchas, a tener paciencia

Desde el consulado argentino en San Pablo y desde el propio Talleres pidieron a los hinchas armarse de paciencia ya que por las medidas de seguridad que aplicó el local con los visitantes, la demora en la salida del estadio fue mayor.

Imagen de @fedejelic