Debía viajar para conversar con la Primera Ministra de Dinamarca. “Nos reuniremos en otro momento”, dijo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, suspendió una reunión prevista para principios de septiembre con la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ante la negativa de la líder escandinava a abordar la venta de Groenlandia, isla por la que el mandatario estadounidense ha revelado recientemente interés.

“Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero según los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen, que no tendría interés en discutir la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión programada en dos semanas para otro momento", dijo Trump por medio de Twitter.

“Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio", dijo en declaraciones recogidas por la televisión pública danesa DR Frederiksen, de visita en esta isla atlántica.

Groenlandia posee desde 1979 un Estatuto de autonomía, ampliado treinta años después -con el apoyo masivo en referendo consultivo de los groenlandeses- hasta incluir todas las competencias salvo defensa, política exterior y monetaria, entre otras; además del derecho de autodeterminación.

Mirá las Noticias Destacadas