Lo acusa de partícipe necesario del crimen de Mauricio Córdoba, asesinado el 26 de febrero pasado.

El fiscal Tomás Casas ordenó la detención de René Alejandro “El Chancho” Sosa, el hombre que por años estuvo señalado como el principal narcotraficante de barrio Maldonado. Casas lo acusa de ser partícipe necesario en el homicidio agravado por arma de fuego de Mauricio Rodrigo Córdoba, ocurrido el 26 de febrero pasado. Córdoba tenía 20 años.

La detención de Sosa se produjo en su domicilio pasaje Esnaola, del barrio donde hace algunos años otorgó la primera entrevista pública a un medio de comunicación que reproducimos en esta nota.

El homicidio de Córdoba ocurrió el 26 de febrero pasado. Por ese hecho se encontraba detenido David “Avila” Palacios, un hombre de 32 años que estuvo involucrado en varias causas de drogas y es reconocido como “un perro” (soldado) del ejercito de Sosa. El abogado de Palacios es Lauro Cossar, un letrado que supo defender a Jorge “El Gallo” Altamira, otro reconocido narco de Maldonado.

El letrado que representa a Sosa es el mismo que lo acompaña hace muchos años, Miguel Juárez Villanueva

Por dos botines y una campera.

Según pudo conocer cba24n el crimen habría ocurrido luego de que Córdoba le robara a Sosa (de su propio domicilio) un par de botines de fútbol y una campera. La hipótesis del fiscal es que, al enterarse del robo, Sosa salió “con sus perros” a cazar a Córdoba y lo encontró tomando una cerveza con unos amigos.

Los testigos dicen que Sosa detuvo su camioneta con sus tres acompañantes y comenzó a increpar a Córdoba. En ese momento Palacios mostró una escopeta y, cuando quiso pegarle a Córdoba un culatazo, se le escapó un tiro que dejó al adolescente borde de la muerte.

René Alejandro “el Chancho" Sosa junto al autor de este artículo, en una entrevista en el bar “El Don". (Foto: Gentileza Día a Día).

Cuando la Policía identificó a esos amigos, éstos dieron el nombre de Palacios y así se llegó primero a él y luego a René Alejandro Sosa. Los investigadores no descartan que, además de los botines, el robo haya incluido alguna sustancia ilegal.

En estos momentos la Policía se encuentra allanando la casa de Sosa en la búsqueda de pruebas que estén vinculadas al hecho.

“Davila” Palacios estuvo cinco años preso por un hecho vinculado al narcotráfico y es hijo de una referente política justicialista llamada Ana “Gallega” Gramajo. Además, es primo de Ariel Gramajo (45), detenido por el tiroteo de Nueva Córdoba, en el que murió el policía Franco Ferraro (29) y donde cayeron también dos asaltantes, uno de ellos estudiante de la Universidad Nacional de Córdoba, Ricardo Serravalle.

No molesten a los vecinos”.

Cuando los policías fueron a allanar, Sosa salió a increparlos:

– Qué carajo están haciendo acá, me están asustando a la gente del barrio. No molesten a los vecinos.

Segundos después fue subido al móvil policial que lo llevó a jefatura. Mientras allanan su casa sigue allí y después sería trasladado al penal de Bouwer.

Columnas del Autor

Dante Leguizamon
Dante Leguizamon