Con viviendas en riesgo y una extensión de mil kilómetros, se informó que más de 30 focos se encuentran fuera de control.

Alta preocupación hay en Australia este viernes, debido a que se generaron un centenar de incendios forestales en el norte de Nueva Gales del Sur, en las localidades de Hillville, Torrington y Crowdy Bay,

El temor por la cercanía a viviendas, y el estado de algunas personas fue tomando cuerpo con el paso de las horas.

Según informaron autoridades, más de treinta focos estaban en carácter de “incontrolables”.

El contexto del país oceánico es que atraviesa una de sus peores sequías del último siglo, y que acumula 575.000 hectáreas quemadas desde el mes de julio.

En Queensland, particularmente, los bomberos asumen un viernes complejo, con temperaturas de hasta 37 grados, vientos y escasa humedad.

Mirá las Noticias Destacadas