Se lleva a cabo una investigación tras el fallecimiento de una mujer que estaba alojada en el Hogar Santa Lucía, en Laguna Larga.

La familia de una mujer que falleció en febrero de este año realizó una denuncia contra las autoridades y personal del ‘Hogar Santa Lucía’ de la localidad cordobesa de Laguna Larga. Es por presuntos maltratos a las y los adultos mayores que allí residían.

La denuncia se realizó a raíz de la filtración de una serie de audios que habrían sido grabados por uno de los empleados del lugar. En éstos, se puede escuchar el maltrato (gritos, insultos, ninguneo) de una persona para con otra, que aparentemente tenía dificultades para expresarse.

La fiscal local, Patricia Baules, indicó a distintos medios que primero se han “abocado a la investigación concreta de esta señora, a partir de la denuncia que hicieron los hermanos y ver si existió muerte violenta”.

La funcionaria judicial, de todas maneras, considera que la muerte “aparentemente ha sido por causas naturales” ya que en el momento del deceso el médico de cabecera indicó eso en el certificado de defunción.

Pero aún así procederá a realizar la autopsia al cuerpo, contó la fiscal, y agregó: “Estamos en el análisis de esos audios que han llegado a manos de todos para ver efectivamente quiénes son los sujetos pasivos de esas conversaciones y ver si se puede individualizar, si ha sido esta mujer u otra, y determinar quiénes son los autores y si corresponden al geriátrico”.

El hermano de la fallecida, de nombre Ramón, aseguró por su parte que “en el audio están las pruebas, no hay muchas palabras para decirlo, simplemente están las pruebas, que espero que la justicia haga la autopsia lo antes posible, eso es lo que estamos pidiendo, para saber las causas de la muerte”.

Este martes se conoció además que ya hay una denuncia contra ese hogar de ancianos. Fue realizada por la familia de una mujer de 72 años, a la cual decidieron sacar de ahí porque sospechaban que no estaba en las mejores condiciones, y que incluso a veces le impedían verla.

“A mi mamá la retiramos porque fuimos toda una semana a querer verla y no nos dejaban. Nos decían que estaba durmiendo, que había tenido una noche mala”, contó Romina a El Doce.

Mirá las Noticias Destacadas