El menor, oriundo de India, sufría una extraña condición llamada odontoma.

Un llamativo caso puso en vilo al mundo científico: a Ravindranath, un niño indio de siete años, le tuvieron que extraer 526 dientes de su boca. Según trascendió, el menor padecía una extraña condición, llamada odontoma, en la parte derecha de su mandíbula.

Al comienzo, el niño aseguraba sentir fuertes molestias en su boca y sus padres lo llevaron al odontólogo. La primera hipótesis era un diente en mal estado: sin embargo, el chico se negaba a abrir la boca para que se pueda investigar el trasfondo del dolor.

Cuando los profesionales le pudieron realizar una radiografía y una tomografía computarizada, descubrieron el origen del problema.

Tras descubrir el fenómeno que padecía el menor, debieron relizarle una operación que duró cinco horas. Lograron sacarle todas las piezas dentales, que sumaron en total 526. Todas estaban completas: tenían corona, raíz y capa de esmalte.

“Nunca habíamos visto tantos dientes en un solo sitio. Posiblemente la genética y el medio ambiente hayan jugado un papel importante" indicó Pratibha Ramani, profesora y directora del Departamento de Patología Oral y Maxilofacial del lugar.

La operación fue un éxito. De todas maneras, Ravindranath deberá usar prótesis o implantes dentales desde los 16 años para poder acomodar la mandíbula.

Mirá las Noticias Destacadas