Las celebraciones podrían tener escenarios contrapuestos de acuerdo al pronóstico extendido.

En esta Nochebuena los cordobeses celebraron con mesa afuera bajo la calidez de la luna.

Lo pronosticado por Marcelo Madelón, quien trabaja de pronosticador en el Aeropuerto, se cumplió con una máxima de 23 grados y sin nubes a la vista.

El viento norte en la tarde del 25 de diciembre provocará un ascenso de la temperatura ideal para disfrutar en el río o la pileta.

Según el pronosticador, la contracara se podría ver en la celebración de Año Nuevo porque “a partir del 27 de diciembre se aguardan posibles chaparrones y una mayor humedad".