El dueño de una pollería dice que el costo subió 60 % en los últimos dos meses y, harto de los aumentos, terminó con las ofertas y se quejó.

Gastón, el pollero disgustado, en comunicación con Nada del Otro Mundo.