Stefan Borghardt estaba documentando y tomando fotografías de un basurero a cielo abierto en Añelo, Neuquén.

El periodista alemán Stefan Borghardt denunció penalmente a la Policía de Neuquén por torturas, robo y apremios ilegales.

Según Borghardt, el lunes pasado se encontraba documentando unos vertederos de la explotación petrolera en Vaca Muerta. El basurero es de la empresa Treater Neuquén SA y está ubicado a cinco kilómetros de la localidad de Añelo. El periodista relató que personal de seguridad de la empresa lo interceptó y lo llevó a la entrada del predio, para entregarlo a la Policía.
Stefan Borghardt contó que fue trasladado a la comisaría. Allí fue amenazado para que firme una acta manuscripta. Al negarse, fue golpeado y amedrentado por varios efectivos policiales.
“Durante todo ese proceso tenía las manos levantadas y pedía que no me lastimaran. Me dijeron que si me decían que firmara, tenía que firmar, y que las cosas no funcionaban como yo me las imaginaba. Después tuve que quitarme los cordones de los zapatos y un policía me dijo que me apurara porque si no me ayudaba él, y sacó una navaja del bolsillo", contó el periodista a Página 12.
El acta fue firmado por un testigo desconocido. La Policía mantiene secuestrado los equipos fotográficos del periodista.
Fernando Cabrera, integrante del Observatorio Petrolero Sur, brindó más precisiones sobre el caso.