Nono es un pueblo encantador que se encuentra a 150 Km de la ciudad de Córdoba.

Históricamente se transformó en uno de los destinos predilectos dentro del Valle de Traslasierra. En cuanto a convocatoria de turistas, es la media justa entre la masiva concurrencia de Mina Clavero y la tranquilidad sosiega de San Javier, Yacanto o La Población.

Al mismo tiempo, es un pueblo aledaño con Mina Clavero, ya que por la Ruta Provincial 14 está a tan solo 7 Km. hacia el sur. 

Al llegar al destino, se encuentra al oficina de Atención al Turista, que brinda información y orienta al viajero, en cuanto a costos y alternativas de hospedaje y paseos por realizar.  

Recorriendo el pueblo se encuentra la plaza central, uno de los atractivos de Nono, donde todas las noches se realiza una importante feria de artesanías y productos regionales, además de espectáculos en vivo. 

 

Nono, Córdoba

 

Qué hacer y cuánto cuesta

Una de las principales inquietudes de las familias en el momento de elegir un destino son los costos y también las alternativas de paseos, gastronomía y espacios naturales para disfrutar con tranquilidad.

En un principio es importante aclarar que la región, Nono y pueblos cercanos, cuenta con gran cantidad de variantes de alojamiento, ya sean hoteles, complejos de cabañas, casas en alquiler y campings para acampar.

Por ejemplo, una cabaña familiar para cuatro personas con desayuno tiene un valor que oscilar entre 4.500 y 5.500 pesos por noche.

Las opciones gastronómicas de Nono son múltiples. Desde restos gourmet hasta locales de comida rápida. En general, se puede almorzar o cenar por $500 por persona.

Y si hablamos de ríos serranos, Nono posee bellos balnearios de extensas playas sobre el río Chico y el Río Los Sauces.

Uno de los balnearios más concurridos es el denominado Paso de Las Tropas, ubicado a 5 km de la plaza por camino de tierra, donde al llegar nos encontraremos con un hermoso río y paisajes serranos repletos de vegetación autóctona, con profundos piletones para nadar. 

Allí, el valor del estacionamiento en terrenos privados es de $150.

El balneario de Nono es ideal para los y las más pequeñas por su cristalina, calma y baja corriente de agua. 

En éste, el estacionamiento es regulado por los bomberos del cuartel local y cobran un valor de $60.

Río arriba se encuentra la juntura de ambos cauces de agua: los Sauces y Chico. Ese rincón natural es imperdible y uno de los lugares más visitados.

Otra opción, mas cercana al pueblo y muy concurrida en temporada veraniega, es el balneario Los Remansos que se ubica a 2 Km de la plaza, con un marco de plena naturaleza es uno de los principales de la localidad.

Caminatas y cabalgatas

Además a la vera de sus ríos y cerca de los cerros Ñu Ñu, que le dieron el nombre a la comunidad, se pueden emprender cabalgatas y caminatas.

Estas últimas, también se realizan por diversos senderos de diversa dificultad. El Sendero del Arroyo; El Empedrado, y el Sendero de La Juntura, son los circuitos naturales preferidos.

El que también lo desee, puede descubrir paisajes, entre arroyos y vertientes, pero a caballo. Acompañados de baqueanos y de una tropilla criolla, esta es una actividad muy solicitada por las familias en la zona.

Además, uno de los atractivos que hacen que Nono sea uno de los lugares más elegidos por el turismo son sus alternativas de paseos.

En este sentido podemos empezar por su reconocido museo Rocsen, este polifacético museo reúne más de 20 mil piezas traídas de todo del mundo y de las más diversas tipologías.

El museo se presenta como un recorrido por la evolución humana, se ubica a 5 Km del centro de Nono (por camino de tierra) y está abierto a partir de las 9 hs y hasta la puesta del sol.

¿Cuánto sale la entrada?

 

 

El laberinto de Nono - Traslasierra desde el aire

 

Otro paseo inevitable es el Laberinto de Nono, cuyo predio se preparó en el año 2003.

El Laberinto Mayor se plantó en el invierno del año 2004, con 1.600 tuyas, que fueron traídas desde la localidad de Pedernales, de la provincia de Buenos Aires.

Este laberinto de tuyas tiene una superficie de más de 900 metros cuadrados. Es uno de los pocos y más grandes del país. En el centro hay un importante mangrullo desde el cual se puede disfrutar de la vista desde arriba del laberinto.

También tiene laberintos de colores, de números, mariposa, de carrera y, finalmente, otro de Troya.

Cuenta con una confitería para poder disfrutar durante el recorrido por las distintas variantes de juegos y laberintos.

Además, el espacio posee una zona destinada para los niños y niñas, con juegos de coordinación y equilibrio.

El precio de la entrada general es de $200 y los niños no pagan ingreso.