Se anticipa una jornada húmeda, un cielo plagado de nubes y tiempo inestable. Hay tormentas previstas.

Nuevamente, el verano “se interrumpe” en la provincia de Córdoba, merced al cambio en las condiciones del tiempo.

Desde las primeras horas del jueves, la llegada de ráfagas provenientes del sector sur interrumpieron las “bonanzas” de la estación estival.

El pronóstico del Servicio Meteorológico anticipa un día nublado, húmedo e inestable, remarcando la presencia de “tormentas y precipitaciones intermitentes”, con el engaño de “mejoramientos temporarios”.

Los vientos soplan con carácter regular y la temperatura no volverá a subir, tras los 24º de pasada la medianoche.

Durante el día, la máxima prevista es de 18 grados.

Mirá las Noticias Destacadas