El giro en la causa, por la muerte de dos jóvenes, apunta al conductor del Vento y a otra persona que es buscada.

La investigación por el vuelco de un Volkswagen Vento, que causó la muerte de dos jóvenes el domingo pasado a la madrugada en Villa Warcalde, tomó un giro imprevisto al incorporar la hipótesis de una posible “picada".

La pericia en la zona del Camino Intercountries hizo que el fiscal Ernesto de Aragón ordene la incautación de un Peugeot 308 y la detención de una persona que hasta ahora permanece prófuga.

La imputación sobre Francisco Catalano de 23 años, conductor del Vento, y sobre el nuevo involucrado se amplió a “conducción peligrosa y homicidio agravado". Cabe recordar que el test de alcoholemia que se le practicó a Catalano el día del accidente dio positivo.

En el accidente murieron María Grazia Costanzo de 19 años y Federico Cariola de 22.

Mirá las Noticias Destacadas