El proyecto es impulsado por la diputada cordobesa Gabriela Estévez. Propone una condena de prisión de seis meses a cuatros años.

Un proyecto que busca penalizar la difusión no consentida de contenido erótico o sexual será presentado este miércoles en la Cámara de Diputados de la Nación.

“Se recomienda hacer un contraste entre el concepto popularmente conocido de “pornovenganza”, instalando la denominación “Difusión de imágenes no consentida”. Creemos que este concepto no resulta del todo apropiado, ya que en varias ocasiones la persona que comparte o difunde dicho contenido no siempre es motivada por ánimos de venganza o despecho, como por ejemplo quien comparte un video de la intimidad sexual de una famosa o persona de reconocida influencia", detalló Gabriela Estévez, la diputada cordobesa por Frente Para la Victoria, impulsora de la iniciativa.

La propuesta señala que “será reprimido con la pena de prisión de seis meses a cuatro años el que, fruto de una relación íntima o de confianza, se hallase en posesión de contenidos de desnudez total o parcial o contenido sexual o erótico de una o más personas, y las difundiera por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones, o cualquier otro medio o tecnología de transmisión de datos, sin el expreso consentimiento de quienes aparezcan en esos contenidos para tal fin”.

Estévez afirmó que “la Difusión No Consentida de Imágenes Íntimas también es violencia de género. Por eso estamos presentando en la Honorable Cámara de Diputados un proyecto de Ley que busca incorporar a nuestro Código Penal una sanción para erradicar estas conductas".

Mirá las Noticias Destacadas