Previo al acto del día 20, la intendenta Fein dijo que está “secuestrado” por una restauración de la Nación.

La intendenta de Rosario Mónica Fein adelantó este lunes que el acto del 20 de junio, Día de la Bandera, será una gran fiesta, pero aprovechó para criticar la gestión nacional que había iniciado el acondicionamiento del Monumento. También dijo que el presidente Mauricio Macri aún no confirmó su presencia en el acto.

“Es una pena que las obras en el Monumento no estén terminadas. No hubiera pasado lo mismo si el Monumento hubiera estado en la Capital Federal. Lamentablemente tenemos un Monumento secuestrado y entre vallas. Se han atrasado en los pagos y por eso las mejoras no están terminadas, cuando deberían estar finalizadas hace mucho tiempo”, agregó la intendenta en declaraciones a Canal 3.

En febrero la mandataria había adelantado que la Municipalidad de Rosario se iba a hacer cargo de las obras de restauración “para ponerlo en valor porque esto es de todos los argentinos”.

“Durante meses luchamos para obtener los recursos que este símbolo se merece para homenajear a Belgrano y la Bandera, pero claramente no tiene la misma importancia para algunos funcionarios nacionales”, dijo la intendenta durante el acto de conmemoración del 207º aniversario de la creación de la bandera.

Fein había contado que le pidió al gobierno nacional que termine las tareas básicas de impermeabilización y cambio de algunas placas que están realizando, y entreguen la obra para que la Municipalidad la finalice. “A partir de esto seremos los rosarinos y rosarinas quienes terminemos la reparación histórica”, había dicho en febrero la intendenta.

Fuente: El Ciudadano (Rosario).

Mirá las Noticias Destacadas