El candidato a intendente criticó a los otros partícipes de la interna por falta de prudencia. Pidió un esfuerzo para “salvar a Cambiemos”.

A 24 horas de la ruptura formal de Cambiemos en Córdoba, Rodrigo de Loredo continúa pidiendo prudencia y sensatez a los otros referentes de la alianza.

El pedido apunta a la posibilidad (ya remota) de reencauzar un diálogo entre los partidos integrantes de la coalición con el reloj mordiendo los talones. El plazo para inscribir las fórmulas para participar de las elecciones provinciales de mayo vence en la noche de este miércoles 13 de marzo.

La insistencia con la necesidad tales cualidades tiende a remarcar lo que considera la principal carencia en el proceso que derivó en el desgajamiento de Cambiemos.

“Todo ha sido muy imprudente. Yo soy el más joven de los cuatro dirigentes. Me he llamado a silencio y he pedido más racionalidad a todos. Están todos dando un espectáculo público lamentable" dijo, en una dura crítica en la que incluyó a Ramón Mestre, el candidato a gobernador por lo que fuera el espacio “Somos el Cambio", base de la lista que presentará la Unión Cívica Radical.

No obstante, las críticas más punzantes apuntaron a las figuras centrales de lo que sería la alianza Frente Cívico – PRO: su correligionario Mario Negri y su contendiente por el palacio 6 de Julio, Luis Juez.

“Mi primer pedido es de prudencia. Hay dirigentes que no han sido muy prudentes y han estado montando un reality. Vi al doctor Juez esperando en la Junta Electoral que vengan las cámaras para hacer un acting de presentación de un escrito. Incluso el doctor Negri, por el que tengo un respeto inmenso porque tiene una trayectoria extraordinaria, con caras de situaciones en audiencias…  No sé si pensarán que eso será efectivo. No entiendo. Pareciera que ensayan títulos. Eso no nos hizo bien a Cambiemos", dijo en el programa Entre Nosotros Rebeca.

El ex funcionario de ARSAT destacó que durante estas semanas había optado por el silencio, a diferencia de los otros referentes que optaron por sacar a la luz diálogos privados e inherentes a la conformación de una fuerza electoral.

“Generalmente las listas se terminan conformando 24 horas del vencimiento de los plazos. Pasa en todos los partidos. Pero en el mientras tanto, en vez de los diálogos privados entre los actores, los diálogos fueron públicos y fueron provocaciones. Hacen públicos diálogos privados, lo cual da vergüenza", añadió.

No obstante, afirmó que aún tiene esperanzas de una posible conciliación entre los sectores en pugna.

“Queda poco tiempo. Quedan 48 horas para ver si hacemos un esfuerzo todos. Pero hablé con Marcos Peña, con Fernando De Andreis, con dirigentes del gobierno nacional y no perdemos las expectativas de que en 48 horas salvemos Cambiemos. Está muy difícil, entre otras cosas por la falta de prudencia", reafirmó.

Precisamente sobre el rol del gobierno nacional en el desenlace de la interna, De Loredo relativizó las distintas versiones que corrieron.

“Marcos Peña no pidió que bajara mi candidatura. Claro que hay conversaciones. Los otros también las han tenido. Pero me las reservo de hacerlas públicas. Incluso dijeron que durante estas semanas vendrían dirigentes nacionales, pero aún no los vimos", indicó.

“Yo ya he dicho que ponía a disposición mi candidatura para conversar entre los cuatro candidatos. Yo no hago política por cargos. Hago política por una visión, por un proyecto", enfatizó.

Finalmente, pidió disculpas a los ciudadanos por la no concreción de las internas.

Candidaturas

En diálogo con Crónica de Mediodía, De Loredo consideró que todos los dirigentes deben poner a disposición sus candidaturas como un gesto político.