Imágenes que pueden herir la sensibilidad del lector.

La luchadora estadounidense Kayla Harrison bien podría haber celebrado su pelea de Artes Marciales Mixtas ante su compatriota Courtney King en la noche de Halloween.

Es que tras el brutal nocaut que le propinó a su rival, no solo le desfiguró la cara, sino que ensangrentó el octágono como en las típicas películas gore.

UFC FIGHT PASS on Twitter

 

 

ESPN MMA on Twitter