Oscar  Blanco, emblema de diferentes clubes de ascenso, falleció esta madrugada a los 71 años. Cachín es muy reconocido en entidades como Atlético de Rafaela (bajo su conducción se consiguió el ascenso a Primera División en 2003), Sportivo Italiano (subió a la B Nacional en 2009), San Miguel (ascendió a la antigüa Primera B en 1984), Banfield, Estudiantes de Buenos Aires y Acassuso, entre otros clubes. 

También dirigió en Independiente Rivadavia y San Martín, ambos de Mendoza; Huracán de Tres Arroyos, Unión de Santa Fe; Los Andes y Textil Mandiyú de Corrientes. En otros países sudamericanos, el entrenador estuvo al frente de equipos como Wanderers (Chile) o Emelec (Ecuador), al que dirigió en la temporada 2005. 

Blanco fue Ayudante de Campo de Angel Celoria cuando fue D.T. de Instituto.

Como jugador, Blanco arrancó en las divisiones inferiores de Boca Juniors en la década del '70, jugando 6 encuentros oficiales. También vistió las casacas de Racing (4 partidos) y All Boys (7). Su despedida como futbolista se dio en Deportivo Morón (54 partidos y tres goles), club con el que logró el ascenso a la Primera B, a fines de 1980.