Ariel Carlettini está imputado por ejercicio ilegal de la medicina. Su defensa informa que es enfermero matriculado y actuó como tal.

Uno de los cuatro detenidos, acusado de homicidio simple con dolo eventual por la muerte de Samir Velázquez, el joven de 20 años que falleció en la madrugada del domingo en el Hospital Florencio Díaz tras asistir a una fiesta electrónica no habilitada, negó haber actuado como médico durante las primeras maniobras de reanimación.

Se trata de Ariel Carlettini que además fue imputado por ejercicio ilegal de la medicina ya que la investigación señaló que actuó como un “falso médico".

Pantaleón Kouchoumpos, abogado defensor, dijo que su cliente nunca informó que era médico, es enfermero matriculado en el Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba: “Él es enfermero y lo apuntan en esa figura penal por la forma en la que se ha manejado, como un médico. Entonces, la consecuencia de manejarse como un médico lo ve como si fuera una concausa de la muerte de este chico”.

Por lo que, en radio Universidad, la defensa argumentó: “Lo que él ha hecho es una Reanimación Cardio Pulmonar (RCP), que es el procedimiento de emergencias para salvar vidas. Como consecuencia de ese procedimiento, el paciente ingresó con vida al hospital Florencio Díaz”, aunque desde el nosocomio confirman que la víctima arribó sin signos vitales.

“Escuché a uno de los abogados de los organizadores decir que (el enfermero imputado y detenido) era contratado para traslados y que sabían que era enfermero”, continuó.

Este martes, el fiscal Caballero podría recibir los primeros resultados de la autopsia del cuerpo de Samir, no así los exámenes toxicológicos que demorarán varios días mas.

Mirá las Noticias Destacadas