La esperada medida de la CGT tendrá lugar el 29 de mayo, jornada en la que se cumplen 50 años del levantamiento obrero-estudiantil.

La conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT) tomó la decisión, en la reunión de este martes, de convocar a un paro nacional para el 29 de mayo.

La jornada, sentida en nuestra provincia, coincidirá con el cincuentenario del Cordobazo, la gesta obrero-estudiantil que reclamó contra el gobierno de facto.

Mientras los gremios locales realizan desde hace un tiempo un núcleo de eventos en tal sentido, el Consejo Directivo de la central obrera pareció hacer lugar a un reclamo de las bases, con el contexto de crisis como principal argumento.

Para Héctor Daer, uno de los secretarios generales, el pedido es “un cambio de la política económica y social que lleva a cabo este Gobierno”, avizorando “el fracaso” de la gestión de Mauricio Macri.

Entre despidos y una creciente capacidad ociosa de la industria (ya llega al 42 por ciento), la CGT tomó la decisión.