El cantautor Juan Luis Guerra y su grupo 440, y el predicador evangelista Luis Palau convocaron a una multitud en la zona del Parque Sarmiento. De la celebración religiosa–musical, también participó el actor cómico Jorge Porcel, que contó su experiencia que lo llevó a dar una vuelta radical a su vida.

Desde la media tarde de la víspera, el comienzo de la bajada Pucará comenzó a poblarse lentamente, para darle forma a lo que más tarde se convertiría en una noche diferente.

El Festival Córdoba 2001 reunió a unas 60 mil personas, según estimación de la Policía. Organizado por la Asociación Evangélica Luis Palau, y más de 300 iglesias evangélicas de Córdoba, el encuentro culmina esta noche en ese mismo escenario.

Familias enteras se fueron ubicando en ese anfiteatro natural desde temprano, frente al imponente escenario por el que minutos más tarde comenzarían a desfilar los pastores y artistas. La gente llegó preparada para quedarse: con sillas de plástico, reposeras, mate y hasta bolsas de dormir.

La bienvenida fue puntual y comenzó con los grupos Alfa y Omega, CVN, con su popurrí de rock y ska dedicado a Jesucristo; Andrea Francisco o Michael Rodríguez, y la Banda Imperial, cuyos miembros fueron integrantes del legendario Cuarteto Imperial. “Ahora pertenecemos a otro imperio”, dijeron, antes de volcarse a los instrumentos y a la palabra.

Un momento emocionante fue el testimonio de Porcel. Durante 20 minutos habló lentamente sentado en una silla de ruedas. Fue escuchado en silencio. “Para mi Córdoba es muy especial. Mi familia es de Tulumba y Jesús María. La mitad es de Talleres, la otra es de Instituto (con tonada), y tengo un primo de Belgrano”, comentó y desató aplausos y silbidos.

“Si alguien lo conoce, mándenle un saludo a un gran amigo: Daniel Willington”, agregó, para después cerrar: “Lo único que tengo en claro, es que Dios no es de Racing”, su equipo de toda la vida.

Contactos:

Un detalle llamativo que se comentó por aquel entonces es que al día siguiente, luego de un espectáculo tan mutitudinario, el predio lució limpio como si nada hubiera ocurrido ya que voluntarios de la iglesia evangélica se ocuparon, junto a personal municipal, de que así ocurriera. 

Juan Luis Guerra, se convirtió en un devoto de su iglesia de Palau luego de un serio problema de salud.

Guerra,  cantante, compositor y productor musical que tiene mucha influencia espiritual en sus canciones; algo que no oculta puesto que a menudo habla de su fe en Jesús y comparte de la Biblia. Junto con su esposa son miembros de una iglesia evangélica.

Pero su facilidad para introducir ideas o textos bíblicos a veces hace que pasen más o menos inadvertidos, como en el caso de “Las avispas”, uno de sus éxitos.

Juan Luis Guerra - Las Avispas - Videoclip Oficial - Musica Cristiana

Aquí los mencionamos, con el libro de la Biblia en el que aparecen.

Tengo un Dios admirable en los cielos, Isaías 9:6

Y el amor de su Espíritu Santo, 1 Juan 5:7-8

Por su gracia yo soy hombre nuevo, Efesios 4:22-25

Y de gozo se llena mi canto, Proverbios 29:6

De su imagen soy un reflejo, Génesis 1:27

Que me lleva por siempre en victoria, 1 Corintios 15:57

Y me ha hecho cabeza y no cola, Deuteronomio 28:13

En mi Cristo yo todo lo puedo, Filipenses 4:13

Jesús me dijo que me riera, Job 5:22

Si el enemigo me tienta en la carrera, Hebreos 12:1

Y también me dijo 'no te mortifiques', Filipenses 4:6

Que yo envío mis avispas pa´ que lo piquen, Deuteronomio 7:20

"Para ti" se titula este compacto devocional, fue ganador de dos Premios Grammy Latinos en las categorías "Mejor Álbum Cristiano" y además de "Mejor Canción Tropical" por el éxito "Las avispas" como mencionamos más arriba. También contiene el tema " Los dinteles", muy exitosa canción de ese CD.

Los Dinteles