Luego del estreno de Toy Story 3, en junio de 2010, los hermanos Morgan y Mason McGrew quedaron tan impactados que decidieron llevar a cabo una aventura cinéfila.

Y es que los jóvenes se pusieron a recrear escena por escena, en la vida real y en stop-motion. Utilizaron los juguetes originales, buscaron locaciones parecidas y se guiaron por el audio original de la película.

Las escenas fueron grabadas con sus teléfonos celulares y, pese a que algunas tomas se ven un tanto "simples", la verdad es que es un trabajo impresionante. Según indicaron, fue un proceso de ocho años. 

 

 

Para quienes disfrutaron la peli original, seguro se sorprenderán al ver la Guardería Sunnyside o el cuarto de Andy. Las tomas finales también están cargadas de suspenso y le ponen tensión a este homenaje. 

Desde The Walt Disney Company ya aseguraron que no va a haber inconveniente con la cinta, por lo que podrá estar en Yotube disponible sin problemas legales.