Theresa May decidió posponer la votación porque no iba a lograr el apoyo necesario.

La primera ministra británica, Theresa May, pospuso la votación para ratificar el acuerdo firmado con la Unión Europea sobre el Brexit.

De esta manera, May evitó una derrota en la Cámara de los Comunes. De los 320 votos que necesitaba, solo contaba con el apoyo de 315 miembros del Partido Conservador.
El punto más polémico del acuerdo y que genera conflictos entre partidarios del Brexit es la salvaguarda de Irlanda de Norte.
La salvaguarda o “backstop" garantiza que Irlanda del Norte pueda participar del mercado de la Unión Europea después de la finalización del Brexit en diciembre de 2020. El “backstop" finaliza una vez que el Gobierno Británico solucione la situación en la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda.
La ministra May argumentó ante la Unión Europea que la salvaguarda se amplíe a todo el territorio británico. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó por Twitter que el acuerdo “ni la salvaguarda" se renegociarán.

Mirá las Noticias Destacadas

Tags: