El organismo oficial difundió los datos registrados durante el mes de enero. Una familia tipo necesita casi $ 26.500 para no ser pobre.

Como siempre, las mediciones de incrementos correspondientes a los alimentos se ubican, en nuestro país, por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que todos los meses mide la inflación.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió este jueves los datos en tal sentido, marcando un 3,7% de incremento en los costos respecto al mes de diciembre.

Así, se estimó que una pareja con hijos de 6 y 8 años demandó casi de un total de $ 26.443 para no ser considerado pobre.

En el mismo sentido, son 10.577 pesos los que necesita una familia similar para no ingresar en la indigencia.

De este modo, el interanual acumula un total del 55,8 por ciento.