En Vietnam, país que en sus registros no cuenta fallecimientos a causa de coronavirus, ha surgido un foco en Danang, una de las tres principales ciudades. En China, Pekín ha confirmado su primer caso en tres semanas, vinculado a un reciente brote en la ciudad costera de Dalian. Al mismo tiempo, Hong Kong prepara duras medidas de contención para detener una tercera oleada del virus.

El foco de Dalian

Surgido en una empresa de mariscos -como en Wuhan, el inició de la nueva cepa comenzó por el mercado-, suma 44 infecciones. Los casos se han extendido por nueve ciudades en cinco provincias. El gobierno recomienda no viajar a las zonas afectadas y “aplicará estrictamente medidas de observación médica” para los viajeros que lleguen desde esas áreas.

68 fueron los casos detectados este martes en China, una de las cifras diarias más altas desde abril. El último brote se desató el 16 de julio: con al menos 235 casos ha obligado a cerrar Urumqi, la capital de la región autónoma de Sinkiang.

Hong Kong batió récord de casos, con 145 casos en esta tercera oleada, y este martes se confirmaban otros 106. A partir de este miércoles, y durante al menos una semana, quedarán prohibidas las reuniones de más de dos personas en lugares públicos y no se podrá comer en los restaurantes. La mascarilla será obligatoria en lugares públicos. Las actividades en escuelas y centros deportivos han quedado, por el momento, canceladas.

 

Vietnam ha recuperado protocolos que había abandonado tras el relajamiento por el incipiente “éxito” en la gestión de la pandemia: se ha suspendido todo transporte público en las ciudades donde se han registrado casos la última semana. Vuelve a ser obligatoria la mascarilla y han cerrado los colegios y los negocios considerados prescindibles. 

Con información de El País, España