A quince meses de haberse declarado la pandemia mundial por el Covid19, y en un país que tuvo miles de muertos por la infección y severas restricciones, 3.000 personas de la ciudad inglesa de Liverpool recibieron permiso para celebrar sin tapabocas ni distancia social en una discoteca.

Con un gran operativo de seguridad, que incluyó agentes de policía y perros vigilando la zona, la discoteca Circus permaneció abierta entre las 14 y las 23 locales en un evento histórico, bautizado The First Dance (El Primer Baile). La entrada fue exclusiva para invitados que fueron capaces de demostrar que no tenían coronavirus.

Tweet de CIRCUS

El DJ Yousef Zaher, propietario del Circus Liverpool, donde se llevó a cabo la fiesta, indicó: “Estoy enormemente emocionado, puedo sentir cómo se libera la presión cuando estoy a punto de poner música”, dijo al comienzo de la celebración. “Creo que la gente se emocionará, es mucho para asimilar después de 14 meses de nada”, sostuvo, en declaraciones al medio británico inews.

“No parece real, pensé que llegaría aquí y no habría nadie, como si fuera falso”, señaló Eden, una de las asistentes. “Estaba muy nerviosa”, indicó Meghan. “Es tan bueno estar de vuelta”, agregó.

Tweet de CIRCUS