De recorrida con Pichetto, Mario Negri reconoció “problemas con la economía” de la gestión, pero valoró que “este Gobierno no roba”.

El dirigente radical Mario Negri inició el año haciendo campaña para la gobernación, donde terminó segundo pero muy lejos de Juan Schiaretti, y compartió campaña electoral con Elisa Carrió.

Sus recordados gestos mientras la diputada hablaba siguen latentes.

Fue allí que, además, prometió no competir para cargos nacionales, ya que Cambiemos había adoptado esa medida para aspirantes al máximo espacio en las provincias.

Era principios de año.

Ahora y con lista única del oficialismo nacional, encabeza la lista en tierras cordobesas para renovar su lugar en la Cámara Baja.

Y en ese camino compartió actos con Miguel Angel Pichetto, que busca llegar a la vicepresidencia.

Allí apuntó que “la gente, silenciosamente, se dio cuenta que las PASO eran una interna” y se mostró confiado de revertir el resultado del 11 de agosto.

Pese a ser parte de uno de los únicos distritos en los que Juntos Por el Cambio se impuso, tanto a nivel distrital como presidencial, Negri defiende la gestión de Mauricio Macri: “La economía es importante, pero un país también vive de valores”.

Y agregó: “Se necesita generar trabajo en blanco y no amontonar planes para toda la vida. Córdoba durante 12 años recibió del kirchnerismo una anchoa y Schiaretti con Macri parecía Papa Noel repartiendo lo que la Nación nos dio porque nos lo merecemos”.

También reconoció que existen “problemas con la economía” en la actual gestión, pero valoró que “este Gobierno no roba”.

Mirá las Noticias Destacadas