La firma Elea tienen cerca de 1.200 empleados y se estima que pretende despedir a unos 120 visitadores médicos.

El laboratorio Elea se sumó a la decena de empresas que recurrieron a un procedimiento preventivo de crisis para negociar despidos, por encima del 5% de la planta, con el gobierno nacional.

La empresa que dirigen Luis Gold, Daniel Sielecki y Hugo Sigman cuenta con 1.200 empleados. Dos años atrás compró la farmacéutica Phoenix y llegó a tener una cantidad de visitadores médicos por encima de la medida del mercado.

El diario Bae Negocios indica que la firma busca desvincular a cerca de 120 trabajadores. Por ello hizo una presentación ante el ministerio de Producción y Trabajo que dirige Dante Sica.