Así lo anunció el presidente en una conferencia de prensa en Casa Rosada. La medida mejoraría la situación de 200 mil trabajadores.

El presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa en la que afirmó que las economías regionales pagarán menos impuestos al trabajo y dijo que mejorará la situación de 200 mil trabajadores y 19.500 empresas.

El anuncio se dio en el marco de la expectativa de las pequeñas y medianas empresas por un alivianamiento de las cargas tributarias.

Según el presidente, casi la mitad de las empresas vinculadas a economías regionales son PyMEs, y tienen menos de 50 trabajadores.

“Muchas me transmiten la vocación de tomar más trabajadores, pero para hacerlo enfrentan obstáculos. Uno de los principales son los impuestos al trabajo, que hace muy costoso tomar gente", dijo.

Y argumentó que por ello, decidieron junto a Dante Sica el aumento del mínimo no imponible sobre las cargas patronales de las economías regionales.

Esto significa que los empleadores no pagarán impuestos al trabajo por empleados que cobren hasta 17.500 pesos. Para quienes cobren más, lo harán sólo por la diferencia.

Macri destacó que la nueva política “va a mejorar la situación de 200 mil trabajadores en todo el país y 19.500 empresas. Con esta medida van a tener un incentivo para dar más empleo" y la posibilidad de que más trabajadores “pasen de la informalidad a la formalidad laboral".

El presidente apuntó que la nueva escala tributaria estaba prevista para implementarse en 2022, pero que la adelantaron “para que los trabajadores y las empresas no tengan que esperar más tiempo".

“Esto es producto del diálogo que tenemos con las cámaras que representan los productores e industrias de todo el país. Es, en definitiva, un paso más para seguir normalizando al país", dijo.

La medida afectará, entre otras, a las industrias arroceras en Entre Ríos, fruteras en Chubut, del maní en Córdoba, la industria pesquera en Mar del Plata, maderera en el noreste del país, del tambo en la cuenca lechera de Santa Fe, las tabacaleras en Tucumán, Jujuy y Salta, y la de caña de azúcar. Además, a la industria yerbatera de Misiones, la vitivinícola en Mendoza, a los productores de jugos en Tucumán y a la actividad marroquinera.

Macri expresó que la decisión servirá para sacarle un peso de encima a las PyMEs y que creará “trabajo de calidad para nuestra gente".

Además, dejó entrever la posibilidad de que la gira que el primer mandatario realizará el viernes al continente asiático sirva para exportar los productos regionales a aquel mercado.

En Córdoba

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) de Córdoba señaló que la medida es positiva pero insuficiente.

“Esperemos que no sean medidas electoralistas y declamativas. Sino que puedan llegar a buen fin", expresó Humberto Spacessi, presidente de APYME Córdoba.

Spacessi remarcó que los problemas de fondo siguen intactos. “No tenemos mercado interno", sentenció.

Mirá las Noticias Destacadas