la suba alcanzó al 1,6%, con relación al mismo período de 2018. Entienden que los precios se han acomodado en el mercado.

Los fuertes incrementos que tuvieron los precios de los vehículos cero kilómetro en el mercado nacional hicieron que se debieran acomodar los correspondientes a los vehículos usados y en comparación con el año anterior se ha observado un aumento del 1,6 por ciento.
Así lo aseguró Ariel Ruíz, de la Cámara de Automóviles Usados de la provincia, quien reconoció que en el último semestre se registra una baja del cuatro por ciento, propio del acomodamiento en los niveles de precios que sufrió el mercado.
 
“El mercado del usado es más estable y esperábamos que los precios fueran mas elevados. El mercado del usado es más dinámico y están en un muy buen precio los usados", puntualizó el empresario.
 
Consideró que hay rodados seminuevos que resultan más tentadores para quienes quieren tener un vehículo nuevo y no alcanzan a llegar al cero kilómetro.
Ruíz analizó: “El mercado del usado se fue acomodando con relación al de los automóviles nuevos, cuyo precio de lista es uno y las ofertas son otras. Se mantiene ese margen del 25 por ciento sobre el valor de oferta del usado".