Adujo que el acuerdo con la Unión Europea no va a dañar el mercado interno, reconoció que hay “sectores sensibles” de la economía.

Sin brindar mayores precisiones, pero respondiendo a las críticas que se elevan tras el anuncio de acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, el presidente Mauricio Macri salió, nuevamente, a defender el flamante acuerdo, pese a la falta de avales de los poderes legislativos en cada país.

En la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), donde celebró el ‘día Pyme’, el mandatario subió la apuesta, y confirmó que “estamos hablando con Brasil para encarar un tratado de libre comercio con Estados Unidos”, que podría avanzar en 2.020.

A la hora de referirse al momento actual, consideró que “estamos pasando momentos difíciles”, que son tiempos en los que “estamos cosechando los frutos” y en los que “nos veo pujantes en el futuro”.

“Las pymes van a escribir el capítulo que viene, y nosotros las pusimos en el centro de la escena”, soltó en su discurso, no sin que de las economías regionales varios empresarios salten de sus sillas, merced a las complicaciones que agudizó el sector en los últimos tres años y medio, ‘tarifazo’ mediante.

Sobre el acuerdo con la UE, enfatizó: “Todavía faltan cosas, pero hay un horizonte maravilloso para el que tenemos que prepararnos, porque vamos a tener mayores demandas. Al mundo le interesa relacionarse con Argentina; estamos saliendo de esa cerrazón”.

Continuó remarcando que “es falso que dañe el mercado”, ya que “se tuvo en consideración a todas las inquietudes”, a la vez que reconoció que “sabemos que hay sectores más sensibles de nuestra economía”, por eso se plantearon alícuotas graduales.

Mirá las Noticias Destacadas