Organizaciones de Derechos Humanos proponen renombrar al lugar donde funcionó un centro clandestino de detención entre 1974 y 1976.

La Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba impulsa un proyecto para denominar Memoria, Verdad y Justicia al puente que, sobre el trazado de la ruta nacional 9, sobrepasa al río Xanaes, uniendo las ciudades de Pilar y Río Segundo, en la provincia de Córdoba.

A metros del mismo, en jurisdicción de Pilar, funcionó el denominado “Puesto Caminero de Pilar“, lugar empleado como centro clandestino de detención desde 1974 hasta el fin de la dictadura cívico militar.

La solicitud, que tiene como destinataria final a la Legislatura de la Provincia de Córdoba, ya ha recogido las adhesiones de Carlos Borobio, sobreviviente del Puesto Caminero de Pilar, Sonia Torres, titular de Abuelas de Plaza de Mayo Filial Córdoba y Gustavo Germain, hijo de José Alberto Germain, desaparecido detenido en el Puesto Caminero de Pilar.

Con dicha mención se intenta dar una solución definitiva a la decisión de convertir a la vieja casa en una referencia inequívoca del período de terror vivido en el país.

Hasta hoy dicho intento ha debido superar innumerables contratiempos.

Aunque ha sido reconocido como un espacio de memoria por la Comisión de la Memoria de Pilar, el Archivo Nacional de la Memoria, la Red Federal de Sitios de Memoria, el Archivo y la Comisión Provincial de la Memoria y el Municipio de Pilar, el edificio que ocupaba el puesto caminero fue demolido hace años. De él sólo quedan un muro y un espacio verde transformado en una plazoleta de la Memoria.

D2

“Lo que alguna vez fuera la casa de un puesto caminero de la Policía de Córdoba comenzó a funcionar como centro clandestino de detención desde 1974. A partir de 1976, con el advenimiento de la dictadura militar, formó parte de una extensa red de dependencias policiales que integraban el denominado “circuito del D2”, indica el documento que circula en busca de adhesiones.

“Como parte de esta red clandestina de represión, la casa del Puesto Caminero albergaba en su interior detenidos ilegales en forma transitoria, los cuales, luego de sufrir distintos vejámenes, eran trasladados a otras dependencias, legalizados, o desaparecidos. Este funcionamiento fue probado a través de testimonios e investigaciones en el marco de los juicios por lesa humanidad y en el Informe CONADEP”, prosigue el texto.

“Una vez finalizada la dictadura cívico-militar la casa fue abandonada por la Policía. En 1984, vecinos de Pilar, junto a familiares de desaparecidos, erigieron un monolito frente a la casa, señalando que allí había funcionado un centro clandestino de detención y recordando a los desaparecidos. Dicho monumento no duró ni siquiera 48 horas ya que los gobiernos de turno (provincial y municipal) mandaron a demolerlo”, añade.

“En marzo de 2007, cuando la casa estaba ocupada por una familia, el municipio, bajo el fundamento de que esa ocupación era ilegal y atentaba contra la seguridad y la higiene de la zona, derrumbó casi en su totalidad la edificación. Sólo quedó en pie el muro perimetral colindante con la construcción vecina. A raíz de este suceso un grupo de docentes de escuelas de la zona, sumados a vecinos de Pilar y Río Segundo, conformaron la Comisión de la Memoria de Pilar y Río Segundo”, amplía.

“En el año 2008 y tras un proyecto impulsado por la Comisión de la Memoria de Pilar y Río Segundo, el 24 de marzo fue inaugurada la “Plazoleta de la Memoria de Pilar”. Desde entonces la plazoleta fue utilizada para actos conmemorativos, actividades artísticas relacionadas a los DDHH con escuelas, vecinos y con el apoyo e intervención de diferentes Facultades de la UNC”, continúa.

“En octubre de 2012, sin mediar ningún tipo de aviso previo, lo que quedaba en pie de la casa fue totalmente demolido por empleados de la Municipalidad de Pilar. A partir de entonces, la lucha y el esfuerzo de la Comisión de la Memoria de Pilar y Río Segundo, junto a familiares y víctimas, la Mesa Provincial de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba, el Archivo y la Comisión Provincial de la Memoria, han sido permanentes por conservar y visibilizar lo que sucedió allí en los años tal vez más oscuros de nuestra historia reciente”, sentencia la comunicación.

 

Mirá las Noticias Destacadas