El presidente Alberto Fernández participó este sábado del acto del Día de la Lealtad Peronista, que se celebra los 17 de octubre. Allí, realzó la figura de Juan Domingo Perón y Eva Duarte y aseguró que su gobierno trabaja para los que menos tienen.

Fernández comenzó con un repaso de lo que fueron los inicios del peronismo, con la detención del Coronel Perón y el reclamo de las personas en la Plaza de Mayo, pidiendo su liberación. "El pueblo salió a la calle a reclamar por ese dador de derechos. Ahí la historia cambió para siempre", expresó.

En un momento comparó esos inicios del peronismo con la situación actual, donde existe "una parte de la sociedad que lo único que desea es odio" hacia quienes reclaman por derechos. Luego mencionó las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, a las cuales consideró muy positivas.

"Hoy me toca a mí. Nos toca hacernos cargo de esta pandemia. El momento más difícil que el mundo ha experimentado. Que derrumbó las economías del todo el mundo", planteó el presidente. 

Aseguró que su Gobierno se encargará de que "nadie padezca más de lo que ya la pandemia nos hace padecer" y citó al papa Francisco: "Primero los últimos". También agradeció a los presentes y a quienes se manifestaron en las calles, aunque dijo que hubiera preferido que se queden en sus casas.

"Estoy seguro de cuáles son los intereses que represento. No claudicaré en ninguno de los compromisos que he asumido. Haremos todo lo que haga falta para que la Argentina se reconstruya", afirmó.

Ante pocos presentes, entre quienes estaban Sergio Massa y algunos gobernadores, indicó que eso será convocando a todos, porque dijo estar convenido de que "una sociedad que tiene un discurso único no es una buena sociedad. Vamos a construir en la diversidad".

Por último, agradeció a quienes colaboran día a día con la pandemia y concluyó: "Acá lo que hay es ganas de poner a la Argentina de pie de una vez y para siempre".