El gobernador Juan Schiaretti responsabilizó por los nuevos brotes a las fiestas y los ingresos ilegales a la Provincia.

Tras anunciar medidas económicas para actividades golpeadas por la cuarentena, el gobernador remarcó que muchas personas han ingresado a la Provincia "burlando los controles" y que muchos "irresponsables" no respetan el distanciamiento social, reuniéndose con amigos u organizando fiestas.

"Hay que tomar medidas", expresó Schiaretti y anunció que a partir de la medianoche del miércoles 15 de julio el ingreso a la provincia de Córdoba será de 6 de la mañana hasta las 22 horas.

A su vez, los ingresantes deberán hacer la cuarentena obligatoria en un hotel y no en sus domicilios como era antes.

"No hemos tenido brotes en las fábricas o grandes superficies porque todo el mundo usa barbijo y respetan las medidas.  En cambio, cuando la gente se junta en fiestas no usan barbijos, no respetan las distancias, comparte cubiertos y ahí terminan sucediendo los brotes", enfatizó.

"Esta pandemia no va a durar toda la vida y no va a parar el progreso de Córdoba. Hay que seguir cumpliendo con las normas sanitarias y seguir siendo solidario", concluyó el gobernador.

 

Juan Schiaretti on Twitter