Afirman que se acota su margen de trabajo y que esta variación favorecería a grandes empresas.

Gasistas matriculados protestaron el mediodía del miércoles en reclamo por un cambio en la normativa que rige su actividad.

Desde el sector afirman que con los cambios, se acota el margen de trabajo de los gasistas matriculados. Temen, además, perder capacidad laboral.

Pablo Granados, de la Asociación de Gasistas y Sanitaristas de Córdoba, dijo que los matriculados no tendrían problemas con la actualización tecnológica que pide la nueva normativa.

Apuntó que los cambios se deja la puerta abierta a grandes empresas porque se restan incumbencias de las matrículas. En relación a cada categoría, se reduce la cantidad de calorías que los gasistas pueden instalar.

Por ello es que se pone en juego la instalación de gas en grandes espacios, que con la introducción de la nueva normativa ya no podría ser realizado por gasistas matriculados. Así, los matriculados quedarían solamente habilitados para realizar trabajos domiciliarios.

Mirá las Noticias Destacadas