La Conmebol que dejó afuera del “equipo ideal” de la competencia al astro rosarino lo premió en Brasil.

El paso de Lionel Messi por la Copa América resultó turbulento: Argentina terminó tercera en la competencia, el astro rosarino anotó un gol y levantó su nivel en los últimos dos partidos, pero fue expulsado frente a Chile y terminó encabezando las protestas por los fallos arbitrales que perjudicaron a la Selección, al punto que denunció “corrupción” en la Conmebol y que el torneo estuvo “armado para Brasil”.

Sin embargo, el capitán albiceleste, de 32 años, no se marchó de la Copa con las manos vacías. Se quedó con el “Balón de Trapo” por su participación en el certamen continental.

¿De qué se trata? El delantero del Barcelona fue el más votado como el futbolista destacado en valores de la Copa América de Brasil entre los niños y jóvenes de las escuelas de la red mundial de Scholas Occurrentes, que integra a más de 500.000 instituciones y redes educativas de 191 países. En consecuencia, Messi recibirá una pelota de trapos bendecido por el Papa Francisco, hecha a mano por chicos de Chicomo, Mozambique, y que representa al fútbol más puro.

Los candidatos al Balón Educativo fueron propuestos durante los partidos de la Copa América por haber sido ejemplos en los valores de FutVal (propuesta de fútbol de la Fundación Scholas): esfuerzo, espíritu solidario, honestidad, identidad, resiliencia, respeto y trabajo en equipo. Las votaciones estuvieron abiertas desde el 1 de julio a través de las cuentas oficiales de Scholas en Instagram y Facebook, así como por correo electrónico y de manera presencial en las sedes de Scholas y en clubes del Programa FutVal.

Messi cosechó el 34,28% de los votos, seguido por los peruanos Edison Flores (15,56%) y Pedro Gallese (11,28%). El campeón del torneo recién tuvo un representante en el cuarto lugar que fue para el capitán de Brasil, Dani Alves (10,5%). Más atrás aparecen Lautaro Martínez, el arquero Alisson, Sergio Agüero, Philippe Coutinho, Alexis Sánchez, Arturo Vidal y José Fuenzalida.

“Los niños destacaron la humildad de Messi, que puso su técnica en función del equipo, con esfuerzo, solidaridad y espejo por su historia de superación desde la infancia”, informó Scholas a través de un comunicado.

Los niños que confeccionaron el el Balón Educativo pertenencen a la Misión de Muvamba, Mozambique; ellos recorren cada día muchos kilómetros para ir a la escuela, ayudan desde muy temprano en sus hogares con el trabajo de campo, y para la práctica del fútbol arman de modo artesanal balones con trapos, una bolsa plástica, cuerdas y redes. Será la primera vez que se otorga este trofeo en una Copa América, en reconocimiento al fútbol más puro.

Scholas está trabajando con el Programa FutVal en Mozambique desde 2015, y en marzo de 2018, la actividad se extendió a Muvamba y a las localidades vecinas, como Chicomo, donde capacitó a profesores de las escuelas y a los entrenadores, con prácticas y encuentros con cientos de niños. En agosto de 2018, otras dos ciudades se sumaron al Programa: Maputo y Xai Xai. En uno de estos talleres de formación, los chicos de Muvamba hicieron entrega del balón al equipo de Deportes de Scholas.

Ese premio especial llegará a manos de Messi, un espejo para miles de niños en todo el planeta. Una caricia en medio de días agitados.

Mirá las Noticias Destacadas