En la madrugada de este miércoles, la Seguridad Urbana de Carlos Paz retiró 81 candados que se habían colocado en el nuevo Puente Centenario. 

Esta práctica es común en algunas ciudades pero conlleva un peligro ya que agrega peso extra a los puentes. En París, por ejemplo, las autoridades decidieron prohibir y multar a quienes realicen esta práctica y retiraron todos los que estaban sobre el río Sena.

En la villa serrana esto ya sucede en la pasarela peatonal del Puente Uruguay y la costumbre se había extendido al puente peatonal Centenario.

 

 

Sin embargo, desde el municipio consideraron que debían quitarlos ya que las reformas a las que se sometió el nuevo puente (se le agregó adoquín y una base de arena) ya implica un peso adicional.