La salida de la instancia de "aislamiento obligatorio" es una realidad en toda la provincia de Córdoba desde este miércoles. El gobierno nacional autorizó a la capital a ser parte del "distanciamiento", que ya regía en el resto del territorio.

De acuerdo a la normativa oficial, está vigente desde este miércoles "para todas las personas que residan o transiten en los aglomerados urbanos, partidos y departamentos" donde se cumplen un núcleo de parámetros epidemiológicos y sanitarios.

Por qué Córdoba capital ingresa en fase de "distanciamiento"

Según el decreto presidencial, apunta a contar con "un sistema de salud debe contar con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la demanda sanitaria", además de "un tiempo de duplicación de casos confirmados de COVID-19 inferior a quince días".

La circulación en tal sentido queda liberada, aunque la normativa general prohíbe que sea "por fuera del límite del departamento o partido donde residan", a excepción de quienes cuentan con el permiso para hacerlo por brindar servicios esenciales.

En este sentido se aclara que "las autoridades provinciales podrán dictar normas reglamentarias para limitar la circulación por horarios o por zonas".

 

Medidas preventivas

Se establece que esta nueva etapa "las personas deberán mantener entre ellas una distancia mínima de dos metros, utilizar tapabocas en espacios compartidos, higienizarse asiduamente las manos, toser en el pliegue del codo, desinfectar las superficies, ventilar los ambientes y dar estricto cumplimiento a los protocolos".

Se aclara que, autorización de las autoridades locales mediante, se podrán realizar actividades deportivas, artísticas y sociales con las recomendaciones mencionadas "y siempre que no impliquen una concurrencia superior a diez personas".

El decreto también refiere que "se debe limitar la densidad de ocupación de espacios (salas de reunión, oficinas, comedor, cocina, vestuarios, etcétera) a una persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio circulable".