Argentina presentó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la información y las acciones realizadas con las que el país dio por concluido el brote de sarampión que comenzó en agosto de 2019 y que se transformó en el más extenso desde la eliminación de la circulación endémica, informó el Ministerio de Salud.

El ministro de la cartera, Ginés González García, y miembros de su equipo presentaron ante la Comisión Regional para el Monitoreo de la Sostenibilidad y Re-verificación de la Eliminación de Sarampión, Rubéola y Síndrome de Rubéola Congénita de la OPS/OMS la evidencia para demostrar el cese del brote de esta enfermedad que se inició en agosto de 2019, y cuyo último caso detectado ocurrió el 20 de marzo de este año.

El ministro explicó que "el brote se inició a través de casos importados, luego adquirió volumen y se desarrolló donde tenemos la mayor concentración demográfica del país", ya que el epicentro fue en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en 19 localidades bonaerenses.

"A eso le sumamos que a principios de marzo se declaró la pandemia de Covid-19, también con epicentro en esta región del país, que planteó más desafíos a toda la estrategia que hicimos de rastreo, búsqueda de casos y eliminación del foco, pero hemos logrado más de 12 semanas sin casos", indicó el ministro.

Según explicaron desde la cartera sanitaria, para el control del brote se trabajó en la investigación epidemiológica de los casos, búsquedas de contactos y se intensificó la vacunación.

"Hemos provisto las vacunas suficientes a lo largo y a lo ancho del país, que también era un tema que había quedado muy disminuido en el gobierno anterior", afirmó González García.