Las lluvias parecen seguir siendo bienvenidas en Córdoba, aunque traen consecuencias.

Puntualmente, se emitió desde este viernes un "alerta naranja" que alcanza a casi todo el territorio. Las primeras precipitaciones llegaron, aunque podrían tener mayor impacto este sábado.

De acuerdo a las nuevas mediciones del organismo oficial, por la posible gravedad de los fenómenos "se esperan fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente".