Más de un centenar de personas participaron este domingo por la madrugada de una fiesta clandestina en Bahía Los Mimbres, cerca de la ciudad de Carlos Paz. Los vecinos de la zona realizaron la denuncia de que había una fiesta en el viejo parador cerca de la madrugada. Sin embargo, la Policía arribó al lugar entre las 7 y 8 de la mañana cuando casi toda la gente ya se había retirado del lugar.

Propietarios de terrenos aledaños, realizaron una denuncia porque los participantes ingresaron a la fiesta a través de sus terrenos y sin autorización. "Lo hicieron cortando alambres e ingresando de manera absolutamente ilegal e ilegítima sin autorización de los dueños de campos", expresó la abogada de uno de los propietarios, Maria Julia Irazoqui.

Además, Irazoqui señaló a Crónica de Mediodía que los participantes de la fiesta también utilizaron una calle que la Municipalidad de Villa Carlos Paz trazó el año pasado en los terrenos de sus defendidos de manera ilegal y sin autorización. "Abrieron una calle con una pala mecánica de aproximadamente mil metros que conecta con Bahía Los Mimbres", añadió.

 

DISPUTAS POR LA ZONA DE BAHÍA LOS MIMBRES

 

No es una fiesta clandestina solamente

Bahía de los Mimbres y los terrenos circundantes fueron noticia en los últimos meses ya que sufrieron importantes incendios. La Municipalidad de Villa Carlos Paz presentó una ordenanza que impide la realización de proyectos inmobiliarios en las zonas afectadas.

“En el sector comprendido entre el arroyo bahía Los Mimbres y el límite norte con Villa Santa Cruz del Lago, iniciaremos la declaración de la Zona AP Norte, lo cual significa que también será protegida. Esto significará la prohibición de toda modificación topográfica del relieve natural, toda alteración o modificación del ecosistema existente, la subdivisión y fraccionamiento de lotes"  había explicad Gustavo García Setti, Secretario de Desarrollo Urbano Ambiental.

Incendios en Carlos Paz: entre sospechas y desarrollos inmobiliarios

Zona gris

La Bahía de los Mimbres está sujeta a una pugna entre intereses inmobiliarios y las administraciones de Villa Carlos Paz y Villa Santa Cruz del Lago.

Cerca de 8 mil hectáreas fue objeto de disputa entre los mencionados municipios, junto a la comuna de Estancia Vieja. Las administraciones reclamaban añadir fragmentos en los que prestaban servicios. 

Aunque era considerada "zona gris", particulares impulsaron distintos intentos de emprendimientos inmobiliarios. Muchos omitieron la condición de reserva natural, refrendada por distintas leyes ambientales.

En diciembre de 2018, la Legislatura Unicameral aprobó un proyecto impulsado por Villa Carlos Paz para extender su éjido urbano tres veces más de su superficie.

Entre la tierra anexada se destacan 200 hectáreas que reclamaba como propia la comuna de Villa Santa Cruz del Lago. Sobre esa extensión se había proyectado un emprendimiento de torres (11 en una primera etapa, el doble luego) a metros de la costa. Era impulsado por una importante empresa del rubro.

El proyecto nunca se concretó, en parte por la presión de la ciudadanía, en parte por el reclamo de la ciudad vecina que ya consideraba como propias las parcelas. Sus autoridades anticiparon que no permitirían avances que implicasen desmontes o alteración del ecosistema.

Propietarios de terrenos y vecinos de la zona sostienen que la Municipalidad de Villa Carlos Paz tienen sus propios intereses inmobiliarios en la región.