Melisa Mllicay, es Psicomostrista, mamá de 3 hijos e integrante de Fundación Amazonas. En 2004 fue diagnosticada de cáncer de mama cuando estaba transitando un embarazo de pocas semanas.

Cuenta su historia de superación de esta enfermedad, que al no poder realizarle el tratamiento de quimioterapia fue operada, le quitaron el pecho y cuatro ganglios, y luego de ello los resultados de la enfermedad dieron negativos, por lo que pudo continuar con su embarazo y al nacer su hija retomó la quimioterapia.

Luego de transitar la enfermedad se unió a la fundación Amazonas de Córdoba, allí acompañan a mujeres que padecieron o están transitando cáncer de mama.

"Se realizan muchas actividades para concientizar, pero también es un lugar de contención"

"La importancia de prevenirlo, de estar atento ante cualquier cambio, para hacer los controles. Yo no tengo antecedentes familiares, y uno piensa que no le va a pasar y me tocó a los 33 años"

 

Competencia en remo

La competencia en remo es una de las actividades que realiza la ONG, "está demostrado que cuando a una le sacan los ganglios, una de las secuelas es el linfedema, que es la inflamación del brazo, y la actividad del remo de bote ayuda al tratamiento", contó.

Melisa dice que el remar es simbólico y en el bote dragón entran 20 personas que van remando al mismo tiempo, no sólo tiene que ver con lo físico, sino con lo emocional.

"La vida te va modificando en muchas cosas y es inevitable no replantearse otras y yo recomiendo hacer cosas que a una le gustan que a veces quedan postergadas."

"Cuando una va viviendo el día a día, es un paso a paso esto, y después cuando menos te das cuenta terminaste con las quimios que es lo más difícil."