Como parte de los protocolos para continuar asegurando el distanciamiento social solamente se pondrán a la venta el 60 por ciento del total de la formación, será obligatorio el uso de tapabocas durante todo el recorrido y se controlará la temperatura de los pasajeros y pasajeras antes de abordar el servicio, como así también al personal de conducción y guarda que presten funciones durante el recorrido.